de BOTANICA – II

exbo-01

Aquí estoy de nuevo, junto a una pequeña laguna en lo más recóndito del bosque, tendido en una esterilla sobre el suelo húmedo. Noto que me estoy mojando, pero no me importa.

Con los codos clavados a modo de trípode, miro por el visor y todo está desenfocado, verde. No atino a ver la planta que intento fotografiar hasta que el dedo de mi amigo Manuel la señala, la enfoco y entonces aprecio su minúsculo tamaño. No es de colores llamativos pero me gusta, no es alta pero me gusta y no viste sus mejores galas… pero me gusta.

exbo-02

De música de fondo… pues mis compañeros de expedición inmersos en una incontenible letanía en latín que da la sensación de que estoy escoltado por dos auténticos centuriones romanos, yo… a lo mío.

De repente ha cesado la verborrea y oigo cada vez más cerca el chapoteo de sus botas en el suelo encharcado hasta que todo ha quedado en silencio.

Me extraña tanto sosiego y dejo a un lado mi afición por la fotografía botánica. Aún tendido en el suelo y casi sin girar la cabeza miro por encima de las gafas. Veo a mis dos compañeros de pie muy cerquita de mí, mirándome de brazos cruzados, como diciendo… qué, ¿seguimos adelante?

Y eso hemos hecho, seguir adelante y adentrarnos aún más en el bosque. Hemos salido a un claro cubierto de jaras donde hemos localizado varios Cytinus hypocistis. En esta ocasión no me he tendido en el suelo, sino que arrodillado y conteniendo la respiración les he disparado.

exbo-04

Bajo un enorme pino de tronco inabarcable hemos encontrado varios tallos de color morado surgiendo de entre las acículas. Y una vez más he desplegado la esterilla y me he tumbado en el suelo. Estoy ante un pie de Limodorum abortivum, una especie que incluso la dibujé en su día.

Mi pasión por la botánica me ha llevado a recorrer varios lugares en estos últimos días, pero… vayamos por partes. Ahí va una breve crónica de cada una de ellas.


Parte I -SALIDA ORQUIDEAS AGAFONA

exbo-05

Hoy luce el sol pero hace una semana no era así. AGAFONA organizó aquel sábado una salida al campo para fotografiar orquídeas y la lluvia fue nuestra compañera inseparable. A pesar de lo desapacible de la mañana nos dimos cita un buen número de aficionados a esto de la fotografía de plantas tallicortas.

exbo-06

Y verdaderamente supimos aprovechar, bajo los paraguas, aquella lluviosa mañana de sábado en el Pinar del Hierro. La crónica oficial de aquel evento y que está disponible en agafona.org decía lo siguiente:

exbo-07

AGAFONA – sección Bahía de Cádiz – ha organizado, este pasado sábado, una salida fotográfica centrada en orquídeas silvestres que ha tenido lugar en el Pinar del Hierro y la Espartosa, en Chiclana de la Frontera.

Este Parque Forestal es de una riqueza botánica excepcional y atesora auténticas joyas de nuestra flora vascular. Dieciséis especies de orquídeas silvestres moran en estos parajes aunque por estas calendas solo se ha podido disfrutar de cinco de ellas.

A pesar de que la lluvia no ha dado tregua alguna, los socios participantes han disfrutado de una estupenda jornada de fotografía de naturaleza”.

exbo-08

Pero no solo de orquídeas “se nutre” nuestra afición, tal es así que fotografiamos otras familias, por supuesto.

exbo-09


Parte II -SOBRE ARENISCAS

Aunque no hace ni quince días que estuve en este lugar he decidido adéntrarme de nuevo en estos parajes. En esta ocasión me acompañan mi amigo Selu y su vástago, intrépido y aventurero como todos los chavales de su edad. Y nos hemos adentrado en la garganta cuando la niebla ha comenzado a disiparse. Vamos subiendo entre los árboles.

exbo-10

He vuelto a ver las mismas especies que ya localice en mi visita anterior. Es evidente el declive del período de floración de Romulea bulbocodium y Xolantha guttata mientras que Reseda phyteuma y Linaria amethystea están en todo su esplendor.

exbo-11

Bajo la protección de los alcornoques hemos localizado numerosos ejemplares de Ornithogalum orthophyllum. Alguna que otra Linaria spartea, que me conocía del otro día, me ha saludado al pasar. Un agradable juego de tonos amarillos y blancos inmaculados decora el suelo del sotobosque.

Nos hemos detenido ante un enorme abrigo excavado en la arenisca y, si os soy sincero, la mejor recompensa de esta jornada ha sido observar la cara de asombro de mis compañeros de expedición al ver esta enorme oquedad. Se han quedado boquiabiertos ante la belleza de lo que es capaz de hacer la erosión creando estas caprichosas formaciones. Y yo pensando que aún no habían visto nada.

exbo-12

Mientras ellos se han deleitado con las paredes de la cavidad yo he localizado un nido de avispa alfarera del género Eumenes. Entonces he caído en la cuenta de que la erosión no es la única que modela por estos lares.

exbo-14

Hemos dejado atrás el abrigo y seguimos subiendo por la ladera bajo los árboles. Poco antes de llegar arriba hemos localizado dos especies de flores amarillas, por un lado un Halimium y por otro una Tulipa. Con la tulipa hemos estado un buen rato pensando que no había más.

exbo-15

Y cuál ha sido nuestra sorpresa que al llegar arriba, en zona de herriza, entre los brezos hemos encontrado muchos más pies de Tulipa sylvestris. A uno de ellos que parecía estar despeinado le he dedicado un buen rato. Y allí que he desplegado toda mi parafernalia, que si difusor, que si esterilla, que si ganas de tirarme por los suelos…

Resguardados dentro de una formación rocosa que asemeja una garita hemos dado buena cuenta del menú de mochila. Ya son las 3 de la tarde y hemos decidido emprender el camino de vuelta, pero no lo haremos por donde hemos venido.

exbo-16

Hemos comenzado a cruzar aquel lugar donde reina el brezo y el viento impone sus condiciones cuando hemos localizado una especie que no esperábamos encontrar. Se trata de la atrapamoscas Drosophila lusitanicum, una auténtica joya de nuestra flora vascular.

exbo-17

En el camino de vuelta hemos llegado a otro abrigo excavado en la piedra. Y allí dentro, mientras mis compañeros se han entretenido con los garabatos hechos por la propia naturaleza yo le he prestado más atención a las especies botánicas que han elegido estas paredes y grietas para fijar su morada.

exbo-18

Y escudriñando aquel entorno he localizado un Ombligo de Venus que no conoció jamás la luz solar directa y a una minúscula planta muy presumida: Plantago bellardii. Ya podéis imaginar qué sucedió.

exbo-19

Cuando llegó esa hora del día en que huele a café abandonamos aquellos parajes no sin antes disparar a diestro y siniestro a todo aquello que tuviera algo verde.


Parte III – PINARES DE CHICLANA

Esta apacible mañana de domingo ha comenzado con un agradable paseo por el Pinar de la Barrosa. En este paraje, asediado por numerosas urbanizaciones, sobreviven muchas especies botánicas.

exbo-20

Una vez más he extendido mi esterilla, que le estoy cogiendo un cariño… Bueno, lo cierto es que he estado un buen rato entretenido fotografiando tres especies bien diferentes pero de igual estatura: Leucojum trichophyllum, Malcolmia triloba y Hymenostemma pseudanthemis

Y estando en mis quehaceres pues ha llegado un “lindo perrito” que a poco marca territorio… sobre mí. Bien es verdad que el perro habrá visto poca gente tendida en el suelo sobre una esterilla, donde no hay playa, y con un paraguas blanco… cuando no llueve.


Parte IV – GARGANTA DE PUERTO OSCURO

exbo-21

Atrás ha quedado la laguna… con sus batracios, sus paneles informativos y su recio cercado de madera. Hemos seguido adelante bajo los alcornoques, y al aproximarnos al arroyo nos ha sorprendido el ruido del agua, tan ensordecedor que hemos tenido que hablar a voces.

exbo-22

Este breve paseo nos he permitido localizar varias especies botánicas, unas más vistosas que otras. Glandora prostrata, Asphodelus, Teucrium, Orobanche, Sedum

Poco antes de abandonar aquellos parajes me he detenido ante un brezo cucharero y me ha llamado la atención la frenética actividad de las abejas, de todas… excepto de una que permanece quieta. Al afinar mi vista me ha sorprendido comprobar que ha caído presa de una mimética araña cangrejo de color blanco.

exbo-23

Bueno…pues ya está. De todos modos esto de agrupar varias salidas al campo en una sola crónica no me acaba de convencer, se te quedan en el tintero matices y anécdotas que… uy, acabo de terminar de redactarla y me he dado cuenta de que no he incluido cuando nos salió al paso un hombre a caballo que nos dijo…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en varios y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a de BOTANICA – II

  1. paco dijo:

    has visto a la ophrys atlantica?

  2. jose emilio gomez dijo:

    Enhorabuena Carlos, unas fotos y relato extraordinario, gracias por compartirlo

  3. charomora dijo:

    Estupendo relato, y magnificas fotografías. La del nido de avispa alfarera y la del mimetismo de la araña, son estupendas.

  4. pepi dijo:

    Que relato massss bonito y que belleza de plantas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s