Sierra de Murta

murta-01

Hoy domingo ha sido un día intenso y agotador, he vuelto del campo más tarde de lo habitual, tan tarde como que ya es noche cerrada.

Después de cenar copiosamente, por eso de reponer fuerzas, y ya en el salón de casa, acomodado en “misofá”, con la estufita encendida y mientras mi mujer y mis hijos están disfrutando con una película de modernos vampiros y licántropos, he decidido bocetar la crónica de esta jornada en el ordenador de minúscula pantalla.

He comenzado a escribir las primeras palabras y me he quedado profundamente dormido, lo reconozco. Cuando desperté, hasta la película había terminado…Es que había sido un día de padre y muy señor mío, habían sido 20 kilómetros de continuas subidas y bajadas por unos parajes increíbles.

Mientras que el sábado nos fuimos a la costa, que no a la playa, a visitar el Castillo de Sancti Petri, este domingo vamos a tirar tierra adentro. Una salida a la montaña que va a tratar de arcos y arqueros y más adelante veremos el porqué.

murta-02

En esta ocasión dejaremos a un lado la piedra caliza de la Sierra de Grazalema y nos vamos a decantar por la arenisca, vamos a recorrer unos recónditos parajes en el Parque Natural de los Alcornocales.

Resulta que a José Manuel le ha llegado información acerca de la existencia de un abrigo con pinturas rupestres en el Alto de Padrón (572 m.), una pintura rupestre sobre arenisca donde aparece un arquero. Y como somos muy intrépidos y aventureros, la ocasión la pintan calva para echarnos la mochila a la espalda e intentar localizar ese lugar, y allá fuimos. Los componentes de la “comitiva“, pues…, José Manuel, Paco, integrante de la asociación senderista Pasos Largos, y un servidor, el que narra.

El Alto de Padrón es la máxima cota de la sierra de Murta, sierra de orientación norte-sur que se encuentra en el mismísimo corazón de los Alcornocales. Laderas boscosas salpicadas de lascas y afloraciones de arenisca, algunas de enormes proporciones y otras de caprichosa forma.

El punto de encuentro e inicio del sendero está localizado en un punto al sur de Alcalá de los Gazules. Si el día anterior, en el Castillo de Sancti Petri, hizo frío, ni os cuento la temperatura que hacía cuando comenzamos a caminar, después se tornó más agradable. Bien es verdad que estamos a primeros de diciembre y las primeras nevadas ya han caído en la Sierra.

murta-03

Tomamos una pista forestal que tras cruzar un bujeo comenzó a subir por la ladera, a ratos despejada, del Cerro del Cascabel. Aquí coincidimos con un buscador de setas, con su típica cesta en el antebrazo que oía un transistor, este buen hombre nos dijo que estaba siendo un mal año de setas por las altas temperaturas. Esta sería la primera de las muchas laderas que subiríamos y bajaríamos en esta “expedición”.

La pista forestal serpenteó caprichosamente aprovechando la sinuosidad del terreno hasta llegar al Puerto de la Carrasca (396m.), desde aquel oteadero privilegiado vimos Medina Sidonia, la Palmosa, y el Embalse del Barbate, en sus orillas jugamos con la posible ubicación de la Necrópolis de Monte Bajo.

Después de deleitarnos con el paisaje continuamos con la subida, junto a la pista encontramos numerosos ejemplares de Drosofila o atrapamoscas (Drosophyllum lusitanicum), interesante planta que habita terrenos pobres, los escasos nutrientes del terreno los suple gracias a los insectos que quedan adheridos a sus pegajosos tallos.

murta-04

En las estribaciones de un cerro que recibe el nombre de María Pepa, decidimos abandonar la pista. Unas formaciones de arenisca a nuestra derecha nos habían llamado la atención y decidimos adentrarnos en el espeso bosque para acceder a ellas.

Iniciamos el descenso hasta un arroyo de aguas rojizas ferruginosas, un arroyo protegido por un tupido canuto que nos impedía ver el despejado cielo azul. Ya en la otra vertiente del arroyo llegamos sin dificultad a las enormes lajas de arenisca. Las estuvimos pateando con la intención de identificar tumbas antropomorfas excavadas en la piedra pero no conseguimos localizar ninguna.

Nos llamó la atención la ingente cantidad de líquenes que colonizaban estas piedras decorándolas a su antojo, una muestra de “arte natural”, muy natural

murta-05

Aprovechamos las lajas para avanzar por aquella ladera cubierta de una espesa vegetación compuesta de alcornoques y brezos, sobre todo brezos.

Nos entretuvimos mirando con detenimiento cada recoveco y depresión de aquellas formaciones pétreas buscando abrigos y cuevas, hasta que José Manuel localizó una de pequeñas dimensiones. Encendimos la linterna para explorar sus paredes y nos llamó la atención la presencia de un arácnido que ya habíamos localizado en anteriores salidas, se trataba de Tama edwarsi, arácnido cuyo área de distribución se reduce al suroeste de la península ibérica, allí en Almería y Murcia. Un arácnido que cuenta con algunas poblaciones aisladas en las areniscas del Parque Natural de los Alcornocales.

murta-06

En la cabecera de la Garganta del Parroso el andar se hizo rápido y alegre por encima de aquellas formaciones rocosas, hasta que éstas dejaron de salpicar aquella ladera, claro.

Nos bajamos de la lasca y nos sumergimos en un “océano” de vegetación de más de dos metros de altura. En algunos puntos no veíamos ni el cielo. Una abigarrada y entretejida maraña de ramas, raíces, hojas y follaje se ocupaba muy bien de complicarnos el paso. Y allí estuvimos un buen rato perdidos en aquella zona de matorral, que cuando no se te quedaba enganchado cualquier arnés de la mochila, tropezabas con una piedra oculta por la vegetación, en una ocasión incluso estuve a punto de perder la gafas, cualquiera se lo contaba a mi mujer después.

Llegamos a un claro, me puse de puntillas y vi el vértice geodésico allí muy arriba despuntando entre la vegetación. Ya el camino usado fue el más corto: la línea recta. Anda que no teníamos ganas de salir de allí, en medio de aquel “océano” de vegetación habíamos perdido el norte, pero de verdad.

murta-07

Por fin llegamos al vértice geodésico, el Alto de Padrón, máxima cota de la Sierra de Murta.

Me subí sobre una pequeña piedra, estando allí caí en la cuenta de que era el sitio ideal para hacer una de esas panorámicas que gusto de hacer, sin pensármelo dos veces preparé la cámara y comencé a disparar a diestro y siniestro.

El viento del norte había despejado el horizonte, fue un lujo poder disfrutar de aquel sublime paisaje que nos rodeaba, incluso vimos a nuestra derecha el Océano Atlántico y a nuestra izquierda el Mar Mediterráneo.

murta-08

Una vez alcanzado el vértice teníamos que localizar una enorme formación rocosa en las inmediaciones, recibía el nombre de Piedra del Padrón, como no podía ser de otra forma. Para llegar a ella hubimos de recorrer otros cien metros por un terreno poblado de pequeños brezos. Ante nosotros las impresionantes estribaciones de la Sierra del Aljibe.

Llegamos a la piedra, enorme por cierto, la rodeamos, la fotografiamos, pero de pintura, ni la muestra. Su cara este es un impresionante cortado a cuchillo donde no existen ni oquedades ni abrigos, por el contrario su cara oeste es menos homogénea, sin embargo tampoco existen abrigos o por lo menos no los vimos.

Serían las dos de la tarde, casi la hora de la ingesta, cuando decidimos acometer el segundo objetivo del día. Ya indiqué al inicio de este relato que la cosa trataría de arcos y arqueros, pues bien, el arquero es el que no hemos conseguido localizar en la Piedra del Padrón y el arco es uno de piedra que existe en el extremo sur de la Sierra de Murta, un caprichosa e inverosímil formación rocosa que esperemos siga en pie.

Un cortafuegos recorre toda la cresta de la sierra, andábamos cortos de tiempo y decidimos “atajar” por él. A nuestra derecha la Garganta del Parroso con sus laderas cubiertas de una vegetación exuberante, por ahí bajaríamos después.

murta-09

Dejamos atrás el Alto de las Presillas y en el Cerro del Cardo, entre un pinar de repoblación, localizamos la piedra. Gracias al cortafuegos habíamos tardado menos de lo previsto en llegar, de no ser así todavía estaríamos allí. Por estas calendas que anochece tan pronto es importante no errar el camino y calcular concienzudamente las distancias.

Allí estaba la enorme piedra de forma caprichosa e inverosímil, una piedra con un arco que nos recordó el marco de una ventana, una ventana abierta a poniente y al increíblemente bello paisaje de la Garganta del Agua.

A esta formación rocosa se la conoce como piedra “orá”, proviene de piedra “horadada”.

murta-10

En la piedra, bajo un solecito reconfortante, decidimos dar buena cuenta de nuestras viandas. Del menú ni “mú”.

Tras la ingesta miramos el reloj y caímos en la cuenta de que se nos echaba la hora encima, teníamos por delante muchos kilómetros. Ya con la mochila a la espalda y la cámara en ristre iniciamos el camino de vuelta.

Caminamos durante un buen rato por una pista forestal en muy buenas condiciones hasta llegar al Cerro del Alisarejo (521 m.), a la diestra la Garganta del Parroso y la siniestra la del Agua, de aquí partía un cortafuegos por el que José Manuel decidió atajar.

En un repecho nos encontramos con un grupo de muflones cuyos machos hacían gala de una poderosa cornamenta, huyeron despavoridos ante nuestra presencia.

murta-11

Y por allí avanzamos y avanzamos hasta que, de buenas a primeras, se acabó el cortafuegos. En este lugar comenzamos a adentrarnos de verdad en la Garganta del Parroso, uno de los lugares más bellos que cruzamos en toda la jornada, unos parajes de una exuberancia y una biodiversidad únicas.

En lo más recóndito de aquel paraje localizamos un manantial de aguas ferruginosas protegido por un bosquecillo de alisos (Alnus glutinosa). Numerosos alfanjes y enormes quejigos (Quercus canariensis) adornaban el sendero. Ya caía la tarde, una luz escasa y pobre no apta para fotografía sin trípode lo inundaba todo.

Cuando llegamos a los coches apenas había luz. Llego el momento de la despedida, apretón de manos y un “hasta la vista”, a Paco le quedaban algo más de dos horas de viaje hasta llegar a Ronda, a nosotros dos mucho menos.

Dejamos atrás Alcalá de los Gazules y vimos Medina Sidonia en el horizonte. La silueta de los molinos destacaba sobre el cielo anaranjado del atardecer, es curioso que estos molinos que ahora despiden este relato son los mismos con los que inicie la crónica de la Laguna del Moral.

Que a dónde será la próxima salida al campo…, pues ni idea.

murta-12

murta-12bis

murta-14

murta-15

murta-16

murta-17

murta-18

murta-19

murta-20

murta-21

murta-22

murta-23

murta-24

murta-26

murta-27

murta-28

murta-29

murta-30

murta-31

murta-32

murta-33

murta-34

murta-35

murta-36

murta-37

murta-38

murta-39

murta-40

murta-41

murta-42

murta-43

murta-44

murta-45

murta-46

murta-47

murta-48

murta-49

murta-50

murta-51

murta-52

Para acceder a este paraje, de acceso restringido, es necesario contar con el permiso pertinente del Ayuntamiento de la Villa de Los Barrios. El mismo se puede solicitar a través de delegaciondemedioambiente@ayto-losbarrios.es o bien en el teléfono 956 582 524

Todo este contenido está también disponible en mi WEB PERSONAL

Esta entrada fue publicada en Naturaleza y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Sierra de Murta

  1. Muy buen reportaje como siempre. Y… ¡hay que ver!…como te funciona el GPS para guardar los waypoints y nombres de esos cerros y parajes.

  2. kiko dijo:

    Estupenda entrada Carlos. Parece mentira que un arco se mantenga entenguerengue durante siglos.Saludos.

  3. Paco Galan dijo:

    Carlos que estupendos recorridos , me encantan vuestras crónicas sobre esos parajes tan maravillosos que hacéis.Ya estoy deseando leer otro,saludos de un gran entusiasta.

  4. Selu dijo:

    Estupendo reportaje Carlos. Os hicisteis un pateo considerable en un lugar excepcional. Lástima que no apareciera el arquero…

  5. ENRIQUE RODRIGUEZ dijo:

    Hola amigo sigo puntualmente tu web, es muy interesante y de original presentacion. Serias tan amable de indicar el comienzo exacto de la ruta que has hecho en la Sierra de Murta. Muchas gracias adelantadas. Si quieres ver mi blog de senderismo te indico seguidamente el enlace. Saludos. http://kapbountysierracadiz.blogspot.com.es/

    Date: Tue, 4 Dec 2012 23:51:03 +0000 To: kapbounty@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s