Biodiversidad

biodiversidad-01

Apostados en la orilla de la laguna vimos que se acercaba un pequeño grupo de vacas palurdas, jovencitas. Se metieron en el agua hasta el corvejón y comenzaron a beber pausadamente. Se me vinieron a la cabeza esas escenas de Africa con sus ñúes, sus cebras, sus cocodrilos…

24 horas antes

Como todos los años, y con motivo de la celebración del Día Internacional de la Biodiversidad, La Sociedad Gaditana de Historial Natural ha organizado un BIOBLITZ. Este extraño término llegado desde las lejanas tierras del norte define un evento muy singular, se trata de realizar una prospección para identificar todas las especies animales y vegetales que se dan en una zona concreta y delimitada.

biodiversidad-01cartel

Es una actividad que dura 24 horas, y en este período de tiempo se hacen salidas de campeo y muestreo para identificar aquellas especies no citadas anteriormente en la zona objeto de estudio

En esta ocasión se ha elegido un lugar de alto valor ecológico, como no podía ser de otra forma: El Pinar del Rey, en San Roque. Y la Sociedad no ha estado sola en la celebración de este evento, ha ido de la mano del Ilustre Ayuntamiento de San Roque y de Verdemar, que han actuado como entidades colaboradoras.

El Aula de la Naturaleza, en el centro de la zona objeto de estudio, se estableció como base de operaciones. Y hacía allí que nos desplazamos, desde todos los puntos de la provincia, los participantes en este evento.

biodiversidad-02

Tras recorrer una carreterilla cuarteada y un polvoriento carril llegamos al lugar, estacionamos los coches a la sombra de unos esbeltos pinos y accedimos al interior de aquellas instalaciones de edificios encalados. Caminamos hasta el edificio principal y allí, a la sombra de una parra en un porche muy de los de antes, saludamos a amigos y conocidos que habían llegado antes, Felipe, Lechu, Domingo, Juan Antonio…

biodiversidad-03

El inicio de la actividad vino marcado por una breve presentación del Presidente de la Sociedad. Sentados en mesas de madera dispuestas de forma circular bajo un enorme chozo nos fuimos presentando todos los participantes en el evento.

En un principio se establecieron dos grupos, uno de flora y otro de insectos. Cada grupo efectuaría dos salidas antes del almuerzo. Un tercer grupo relacionado con el medio acuático iniciaría su actividad un poco más tarde.

biodiversidad-04

Nos apuntamos al de flora e iniciamos nuestro periplo por aquellos parajes. En este tipo de eventos te vas deteniendo cada dos por tres, se identifican especies y se comprueba si están o no citadas en la zona objeto de estudio.

biodiversidad-05

Centaureas, orquídeas preñadas y muchas especies más nos encontrábamos a nuestro paso. Llegamos al cauce seco y arenoso de un arroyo que parecía sacado de otras latitudes con esos taludes poblados de helechos, fuimos caminando encajonados por aquel serpenteante cauce.

biodiversidad-06

A nuestra derecha nos encontramos una ladera densamente poblada de vegetación, en este lugar Alfonso mencionó la diferencia entre este lugar y otros que él conocía bien donde la proliferación de ungulados salvajes y el sobre-pastoreo habían acabado con todas las plantas de parvulario e incluso de la E.S.O.

Juan Antonio nos indicó la existencia de un Umbiculus un poco más arriba y allí que subimos a duras penas por aquella ladera empinada intentando no resbalar con la hojarasca. Con cuidado de no perder el equilibrio así la cámara con fuerza y pulsé el disparador. Mi objetivo captó aquel momento bajo el dosel forestal.

filifloia

Unos siguieron ladera arriba y otros bajamos hasta el sendero, unos metros más adelante volveríamos a encontrarnos. Nos entretuvimos con un lirio que dibujé hace tiempo, cuando tenía otro nombre,… el lirio, yo no.

biodiversidad-08

Nos topamos con un enorme pino abatido en medio del bosque, su tronco blanco y descortezado aparecía colonizado por hongos y mixomicetos, un especialista en este tipo de organismos nos habló de sus interesantes peculiaridades.

biodiversidad-09

Unos metros más adelante llegamos al Arroyo de la Alhaja, nos sorprendieron sus aguas cristalinas y su lecho arenoso. Mientras los miembros del grupo estaban contemplando aquel lugar elevé la cámara fotográfica por encima de sus cabezas y disparé.

Dada la hora que era decidimos volver sobre nuestros pasos y regresar a nuestra base de operaciones. En el camino de vuelta nos encontramos con Ana, Carlos y Juan, miembros del equipo acuático, que se dirigían hacia el arroyo cargados de material. Les indiqué más o menos por donde estaba y siguieron adelante.

biodiversidad-10

El viento seguía soplando y el cielo se tornó gris plomizo amenazando agua. Tras finalizar la primera tanda de muestreos los distintos grupos se encontraron en el Aula de la Naturaleza. En una de las mesas se colocaron muestras, guías, microscopios y demás material.

Llegó la comida y los amigos de Verdemar prepararon una suculenta paella. Allí, sentados en aquellas mesas de recia y rancia madera, a la sombra de la parra dimos buena cuenta de todo lo que nos pusieron por delante, tan de buen sabor estaba la paella que incluso hubo quién repitió… todo un éxito.

biodiversidad-11

Tras la ingesta llegó el momento de volver a los muestreos y explorar otras zonas de aquel extenso bosque. Seguimos adscritos al grupo de botánica y antes de partir eché en la mochila el paraguas y el impermeable.

Dejamos atrás aquellos pinos tan altos como catedrales, cruzamos la pista forestal, sorteamos una angarilla y nos adentramos en el bosque. En esta ocasión nuestro grupo era menos numeroso, unos quince componentes.

biodiversidad-12

Localizábamos una especie y comprobábamos que estuviera citada en aquel lugar, de no ser así, se añadía a la extensa relación ordenada que portábamos.

biodiversidad-12bis

Poco a poco el bosque se fue haciendo más y más denso. Ora llovía ora no llovía. Caía un chaparrón, mirabas al cielo y lo veías muy despejado salpicado de simpáticas e inocentes nubes blancas. Volvías a mirar hacia abajo y otra vez llovía, así se llevó un buen rato. Localizamos algunas especies a las que no se pudo poner el apellido al primer intento, para conseguir identificarlas correctamente Alfonso tiraba de su maltrecha guía.

biodiversidad-14

Lechu localizó una ruda y disertó acerca de sus propiedades, también comentó el halo de misterio y creencias populares que acompañaban a tan singular especie.

biodiversidad-15

Juan Antonio nos ofreció visitar una pequeña cantera donde moraban algunas especies interesantes y nos desplazamos hacía allí muy rápido bajo el dosel forestal. Caía la tarde cuando llegamos a aquel lugar, a pesar de la existencia de un cartel que nos avisaba del peligro de desprendimientos, nos acercamos a aquella ladera de piedras desplomadas.

biodiversidad-15bis

Localizamos una centaurea que no dudé en fotografiar e Iñigo encontró una agalla que no le era familiar. Estuvimos un buen rato entre aquellas piedras cual cabra montés entretenidos con las especies que moraban en aquel paraje.

biodiversidad-16

Se nos había hecho tarde y decidimos volver, optamos por hacerlo atajando por otro sendero, apretamos el paso y volvimos más pronto de lo esperado. Poco antes de llegar a nuestra base de operaciones cruzamos un bosque de pinos. Subí el ISO de mi cámara, la apoyé en un tronco y pulsé el disparador.

Y llegó la noche, la oscuridad inundó aquel lugar. Bajó la temperatura, tanto como que me obligó a colocarme el polar, y le subí hasta la cremallera. Me calé mi sombrero y le ajusté mi frontal, pulsé el botoncito y se hizo la luz, orienté el haz hacia el suelo para no molestar a los demás y me metí las manos en los bolsillos, ya de cámara nada de nada.

Estuvimos entretenidos con los anfibios de una charca, con los arácnidos y otros artrópodos en la corteza de un alcornoque y con el vuelo acrobático y el sonido del sónar de los murciélagos.

Era noche cerrada y estaba cayendo una blandura…, alguien comentó eso de “cada mochuelo a su olivo”. Entonces me entraron unas ganas incontrolables de pegarme una buena ducha y coger un catre por mi cuenta. Decidimos desplazarnos hasta el alojamiento rural “cercano” donde teníamos reservada una habitación… con desayuno incluido, casi “na”.

Y llegamos a aquel apartado y solitario lugar en mitad de la nada y de la noche. Allí estábamos los cuatro, a las puertas del cortijo a la tenue luz de la farola. Desplazamos el cerrojo, abrimos la puerta y accedimos al patio. El fuerte olor del jazmín nos abofeteó la cara. Carlos me entregó la llave y me señaló donde estaba mi habitación. Pronto apareció el agradable “mesonero” y se ofreció para lo que fuera o fuese menester.

biodiversidad-17

Giré con dificultad la llave de la puerta metálica de color verde y accedimos a las dependencias. Ahora el olor a humedad y cerrado impregnó el ambiente. La habitación… acogedora, distinta, evocadora, enorme. Antaño debió ser la cuadra del cortijo. Los muebles…, pues de otra época, y el baño… de ahora pero queriendo parecer de antes.

Nos pegamos una buena ducha por turnos, nos encasquetamos el pijama y me tumbé en la cama, entonces me fijé en ese techo tan alto decorado con un artesonado de madera vieja y…, se me apagó el mundo.

biodiversidad-18

Sonó el despertador y más pronto que ojú ya estaba en planta. Me calcé de nuevo las botas de montaña y me até los cordones fuertemente. Salí al exterior y estuve fotografiando aquel patio remozado presidido por un esquelético y maltrecho alcornoque.

Y sentados en una mesa de aquel desangelado comedor dimos buena cuenta de nuestro desayuno, y en eso estábamos cuando llegó una mula hasta la misma puerta de la cocina, Matilde. Nos dijeron que todos los días se acercaba a esa hora por su ración de pan, y allí que le arrojaron pan en cantidad… y no dejó ni las migas.

Entregamos las llaves, depositamos los bártulos en el maletero del coche y nos adentramos en la finca. Dejamos atrás una cancela y tomamos una pista forestal con los dos coches hasta que llegamos a un repecho que el mío fue incapaz de subir. Todos nos montamos en el otro y llegamos a una laguna donde…

biodiversidad-19

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Naturaleza y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Biodiversidad

  1. Selu dijo:

    Muy amenas tus crónicas Carlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s