de narcisos

cantabricus-01

Maldito viento. Quién me mandaría a mí subirme a esta piedra donde me la estoy jugando. La punta de mis botas clavada en una pequeña fisura y yo pegado a la enorme piedra de arenisca como si fuera una salamanquesa. Cada instante que pasa estoy más convencido de que no debería haber subido, debería haberme quedado abajo con los demás, oigo sus voces. Y todo para fotografiar una planta tallicorta que se mueve mucho más que yo, maldita sea.

El viento la zarandea y no hay manera de que se quede quieta. En estos parajes el viento de levante impone sus condiciones y el de poniente… también.

Tengo tantas ganas de que el narciso no se mueva que he entrecerrado los ojitos, como afinando la mirada, he aguantado incluso la respiración, me he concentrado como queriendo tirar de algún tipo de poder mágico desconocido que tuviera en la cartera para detener el viento pero… no, no hay manera. Sopla sopla, se mueve se mueve.

Mientras estoy aquí subido, entre tanta concentración y tan poco poder mágico se me vienen a la mente mis peculiares salidas botánicas, todas tienen una cosa en común: siempre acabo por los suelos, esté sucio o limpio, seco o mojado.

Como aquella vez cerca de Benamahoma que…

Habíamos caminado durante un buen rato bajo la floresta por auténticas galerías donde apenas se filtraba la luz. En cualquier momento podía comenzar a llover pero no nos importó y que hiciera frío… tampoco.

cantabricus-02

La lluvia caída durante la noche lo había empapado todo y el musgo que cubría los troncos asemejaba una esponja, las setas adornaban aquellos rincones.

Aquel claro en lo más profundo del bosque estaba tapizado de delicados alfilerillos, no me lo pensé dos veces, desplegué la esterilla y mis ganas. Me tendí, con la barbilla rocé el suelo y me encaré la cámara, al mirar por el visor comprobé que aquel mundo en miniatura era de una belleza sin igual.

cantabricus-03

Quería captar la humedad que envolvía todo aquello, unas gotas de lluvia aún colgaban de los pétalos de una de aquellas efímeras y diminutas flores. Me centré en ella y jugando con los parámetros de mi cámara intenté captar lo que tenía ante mí.

cantabricus-04

El suelo estaba casi encharcado y sabía que me estaba mojando pero… me dio lo mismo. Sin despegar el ojo del visor fui girando la cámara escudriñando aquel mundo en miniatura, de repente… detecté algo blanco, desenfocado. Enfoqué y me saludó una margarita de delicados pétalos, me dijo que la fotografiara y mira que puse empeño, pues no fui capaz de hacerle una foto en condiciones.

cantabricus-05

En una loma donde las encinas parecían estar clavadas a conciencia para no precipitarse por la empinada pendiente nos hicimos una foto. Abajo el corredor del Boyar y enfrente el Salto del Cabrero, Jauletas…

cantabricus-06

Una vez más nos adentramos en el bosque, caminábamos en silencio, tan en silencio como que en un momento dado me dio la impresión de que estaba solo. Me detuve, me giré y nadie me seguía y es que… estaba solo. Me pregunte dónde diablos estaría el otro 50% de la expedición. Volví sobre mis pasos y allí que me la encontré, quieta en el sendero, bajo los árboles intentando grabar con su smartphone el canto de los pajarillos.

cantabricus-07

En el camino de vuelta aún tuve tiempo de arrodillarme en varias ocasiones para captar con mi cámara la esencia de aquellos apartados parajes.

cantabricus-08

Y lo cierto es que no siempre esos parajes son tan recónditos, porque es tal la biodiversidad que atesora mi querida Sierra de Grazalema que en cualquier sitio… puedes encontrar algo interesante.

Como en aquella ocasión que, junto a la carretera, localicé unas robustas orquídeas, en el mismo arcén, tan cerca que si les hubiera abierto la puerta quizás se hubieran montado, o no.

Detuve el coche donde pude, trasteé en el maletero y cogí cámara, trípode y rodilleras. A las orquídeas las estaban rondando unos llamativos abejorros querendones. Me sorprendió comprobar que no huyeron volando cuando me acerqué.

cantabricus-09

En ese momento supe que tenía muchas posibilidades de hacer una buena foto, o dos. Me abroché las rodilleras y me acerqué un poco más, seguían sin irse. Me arrodillé muy cerca, me puse a su altura, había tres con el brazo dejado caer en aquella efímera barra de bar. Ni siquiera se molestaron en mirarme, ellos… a lo suyo y yo… a lo mío.

Les disparé a diestro y siniestro hasta que cogimos cierta confianza y cuando quisieron contarme sus penas les supliqué que no me contaran nada que yo ya tenía bastante con las mías. De repente uno de ellos me llamó por mi nombre, me he preguntado como diablos sabe mi nombre, y entonces lo he oído mucho más claro… Carlitos… Carlitos…

– Carlitos, ¿cuándo vas a bajar de la piedra?, ¿te vas a quedar a vivir ahí?, venga vamonos – las voces de José Ramón me han hecho volver a la realidad.

cantabricus-10

Me cuelgo la cámara en bandolera y bajo de la enorme piedra a la que me subí para fotografiar el narcissus cantabricus, creo que tengo una buena foto o por lo menos a mí me lo parece.

cantabricus-11

Al llegar abajo compruebo que hay quien todavía está arriba, el lugar es muy interesante y alberga una importante población de ese singular narciso.

cantabricus-12

Mientras yo estaba arriba mis compañeros de expedición han estado haciendo de las suyas, y hay quien aún continúa. Desde donde estoy observo cómo sitian a un indefenso ejemplar para dispararle sin compasión.

cantabricus-14

Y aquí posamos todos apoyados en la piedra donde localizamos los primeros narcisos. Esta foto la hice por la mañana temprano, al inicio de nuestra singular expedición botánica. A esa hora no imaginábamos el éxito de esta salida en la que encontraríamos muchos más ejemplares.

Continuará… quiero decir que continuarán las expediciones, uhmmm… botánicas, claro.

 

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Naturaleza y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s